Tengo 24 años en el año 2010 naci en 1986 soy una persona normal creo bueno simplemente puedo decir que soy yo un chumi normal claro mi nombre no es chumi ese es mi apodo mi nombre es luis fernando seminario carbajal I (primero) no es una lisura creo bueno como puedo decir que soy, si creo en Dios para recibir mi parte de la crucificcion(como voy a morir jajajaaj nika ) soy religioso pero no odioso no soy cristiano ni judasiano soy gatorrico (catolico).No soy loko soy loka
Bueno basta con la religion asi no soy me gusta cantar pero no soy mucho ricky martin (claro no soy loka o quisas si) ,madure(no parece) con el tiempo(me hago viejo (esto no es neverland) dificil pero se hizo y chazam. No crean que soy pedofilo me tiro un pedo en el filo de la razon y el corazon mucha grasa. Porciacaso soy peruano de calidad ,no 100 % Peruano pero soy humano y me como un mango.con sabor a mentilla con pepa de chocolate YUMI ( :)I( : )
Digg  Sphinn  del.icio.us  Facebook  Mixx  Google  BlinkList  Furl  Live  Ma.gnolia  Netvouz  NewsVine  Pownce  Propeller  Reddit  Simpy  Slashdot  Spurl  StumbleUpon  TailRank  Technorati  TwitThis  YahooMyWeb
 

Encabezamiento de la página web

 

cartas

Querido Papá Noel: No sé si puedas, pero este año me gustaría que
juntaras a mis papás otra vez, la verdad a veces extraño mucho a papi.

Con amor, Juan.

Querido Juan:

¿tu eres un idiota? ¿Quieres que arruine la relacion entre tu Papá y su
secretaria? Si se está divirtiendo como nunca con unas tetas de verdad
!!!. Mejor te regalo unos zapatos.

El chiko feo

Voy a contarles mi historia. No es una historia de amor ni tiene un final feliz, pero es la única que tengo por haber nacido así: FEO, muy FEO.
Cuando nací, el doctor fue a la sala de espera y le dijo a mi padre "Hicimos lo que pudimos...pero salió vivo".
Mi mamá no sabía si quedarse conmigo o con la placenta.
Como era prematuro me metieron en una incubadora... con vidrios polarizados.
Mi madre nunca me dio el pecho porque decía que solo me quería como amigo. Así que en vez de darme el pecho, me daba la espalda. Es por eso que debo haber quedado petiso, tan petiso que en lugar de ser enano, soy profundo.
De chico iba por los cuarteles para que me gritaran: ¡alto!, ¡alto!.
Yo siempre fui muy peludo. A mi madre siempre le preguntaban: Señora, a su hijo ¿lo parió o lo tejió?.
Un día le ragale a mi padre una billetera y una foto mia, pero prefirió quedarse con la foto del niño que ya venía en la billetera.
Pronto me di cuenta que mis padres me odiaban, pues mis juguetes para la bañera eran un radio y un tostador eléctrico.
Una vez me perdí. Le pregunte al policía si creía que íbamos a encontrar a mis padres. Me contesto: No lo sé; hay un montón de lugares donde se pudieron haber escondido.
Y para colmo era muy flaco, tan flaco que un día metí los dedos en el enchufe y la electricidad erró la patada.
Era realmente flaco: para hacer sombra tenía que pasar dos veces por el mismo lugar.
Pero mi problema no era ser tan flaco sino ser FEO. Mis padres tenían que atarme un trozo de carne al cuello para que el perro jugara conmigo.
Si amigos, yo soy FEO, tan FEO que una vez me atropelló un auto y quedé mejor.
Cuando me secuestraron, los secuestradores mandaron un dedo mío a mis padres para pedir recompensa. Mi padre les contestó que quería mas pruebas.
Yo creo que no pagaron el rescate porque en casa éramos muy pobres. Pero eso sí, a pesar de nuestra situación económica, somos muy honrados. Mi padre era tan honrado que un día encontró trabajo, y lo devolvió.
Por eso tuve que trabajar desde chico. Trabajé en una tienda de animales y la gente no paraba de preguntarme cuánto costaba yo.
Un día de los enamorados llamó una chica a mi casa diciéndome: "Ven a mi casa que no hay nadie". Cuando llegué no había nadie.
Cuando por fin me casé, estaba feliz, y pensé: -Espero que mi esposa la esté pasando bien-, y así fue. Estaba en Londres, de luna de miel, con su jefe.
A mi mujer le gustaba mucho hablar conmigo después del sexo. siempre me llamaba a casa desde un motel.
Cuando no aguanté la infidelidad de mi mujer, intenté suicidarme por primera vez y me tomé un frasco entero de aspirinas. Me llevaron al hospital y el doctor me dijo:
-Para que no le vuelva a pasar tómese una cerveza con un aderezo de cianuro.
El psiquiatra me dijo un día que yo estaba loco. Yo le dije que quería escuchar una segunda opinión. "De acuerdo; además de loco es usted muy feo", me dijo.
Una vez cuando me iba a suicidar tirándome desde la azotea de un edificio de 50 pisos, mandaron a un cura a darme unas palabras de aliento. Sus palabras fueron: "En sus marcas, listos..."
El último deseo de mi padre antes de morir era que me sentara en sus piernas. Lo habían condenado a la silla eléctrica..
 
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one